1) Elegir el sistema

el esqueleto metálico con sus soportes, perfiles y brazos

El primer elemento a tener en cuenta para elegir un toldo es el sistema o mecanismo articulado que va permitir el desplegado y recogida del mismo. En segundo lugar elegiremos la lona y en tercer lugar el accionamiento.

Partes del sistema de Toldos Castillo

Partes del sistema

El sistema mecánico está fabricado básicamente en aluminio y compone el esqueleto del toldo. De él depende su solidez, su vida útil y la facilidad de funcionamiento. El sistema de un toldo lo configuran:

  • Los soportes que sirven de sujeción del toldo en la pared y al resto de elementos.
  • Los perfiles protectores de enrolle y de tracción.
  • Los brazos que permiten la proyección del toldo.

Antes de conocer los diferentes tipos de sistemas, es necesario analizar previamente las necesidades funcionales del cliente, el lugar en el que va a ser instalado el toldo y su integración arquitectónica para determinar sus dimensiones, resistencia, peso, diseño, color, etc.

Ubicación

La ubicación es un factor determinante en la elección de la gama y el modelo de toldo. La gran variedad de sistemas existentes hace posible que haya un toldo perfecto para cada instalación. Hay otros factores a tener en cuenta en la elección del toldo más eficaz según sus necesidades concretas:

  • Orientación solar: Debemos tener en cuenta que la incidencia del sol sobre la vivienda varía según su orientación y el momento del día. Una mayor y correcta inclinación del toldo o un faldón regulable nos ayudará a conseguir la proyección de sombra necesaria.
  • Sujeción: La sujeción adecuada se determina en función de la zona dónde queremos instalar el toldo, características de la pared, accesibilidad a la zona, etc. Existen tres tipos de sujeción:
    • A pared.
    • A techo.
    • Entreparedes.
  • Fijación: Igualmente, en función de las características de la zona donde vamos a instalar el toldo, Toldos Castillo determinará qué tipo de fijación es la más adecuada y eficaz: mecánica o química.
    • Fijación mecánica: Se trata del sistema de fijación tradicional con pernos de anclaje y otros elementos característicos de la sustentación clásica.
    • Fijación química: Este tipo de fijación resulta ideal para realizar montajes de toldos, pérgolas, cerramientos de aluminio, etc.; tanto en paredes macizas como en paredes que presentan partes huecas como ladrillos, bloques de hormigón, termoarcilla, etc. Este tipo de fijación se realiza con resinas que ofrecen un alto nivel de seguridad de anclaje.
  • Accesibilidad: Es importante tener en cuenta la accesibilidad que va a tener el instalador en la zona que hemos escogido para instalar el toldo. Debe ser una zona libre de obstáculos.

Integración en el entorno arquitectónico

En la elección de un toldo, el aspecto puramente estético también es decisivo para integrarlo de manera armónica con el entorno arquitectónico que le rodea.

  • Estilo de la contrucción: Debemos escoger un modelo apropiado al estilo de la construcción. Tanto el mecanismo como la lona deben estar en armonía con la tendencia arquitectónica de la fachada donde va a ser instalado.
  • Carpintería exterior: La variedad de lacados disponibles permite integrar el toldo con la carpintería exterior. Además de la multitud de tejidos y colores existentes para la lona, el sistema del toldo puede ser de diferentes colores.
  • Acabados especiales: Existen lacados especiales que asemejan el sistema del toldo a distintos materiales: madera, mármol, etc. y que contribuyen a la total integración del toldo en su emplazamiento.
Dimensiones del sistema de Toldos Castillo

Dimensiones, resistencia y peso

  • Línea: Equivale a lo largo del toldo en paralelo a la pared de un extremo a otro.
  • Salida: Equivale a la proyección máxima (separación de la pared) hasta la que llega el toldo cuando está completamente abierto.
  • Área de sombra: Superficie sombreada cuando el toldo está completamente abierto. Estará en función de la línea y de la salida. Se deberá tener en cuenta la ubicación del sol a las diferentes horas del día para determinar si con esas medidas dispondremos de suficiente área de sombra o no.
  • Resistencia: Es importante elegir el sistema de toldo adecuado para las dimensiones elegidas para conseguir mayor eficacia.
  • Peso: El peso del toldo también es influyente en su elección. Debemos escoger un modelo cuyo peso no supere la capacidad de resistencia de la pared donde vaya a instalarse.

Tipos de sistemas

Sistema cofre

Sistema cofre de Toldos Castillo El sistema cofre proporciona una protección total del toldo, protegiendo tanto a la lona como al propio mecanismo. Gracias al cofre protector, que permanece cerrado, el mal tiempo y la suciedad no son un problema y el toldo que queda perfectamente protegido de la intemperie. Es sin duda el sistema más recomendado.

Sistema semi-cofre

Sistema cofre de Toldos Castillo El sistema semi-cofre protege completamente la lona del toldo pero no los mecanismos. El cofre queda abierto por la parte de abajo y son adecuados para algunos montajes donde no se puede utilizar el cofre completo.

Sistema tejadillo

Sistema tejadillo de Toldos Castillo El sistema de tejadillo es el complemento ideal para los toldos abiertos ya que protege la lona del toldo cuando éste está recogido. Los perfiles del tejadillo tapan el toldo a modo de techo. En este caso, tanto la lona como el sistema quedan vistos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar tu navegación, adaptarse a tus preferencias y realizar labores analíticas. Para más información o configurar las cookies visite nuestra Política de cookies. Aceptar cookies